Trastorno limite de personalidad

El trastorno límite de la personalidad o también llamado (TLP), se caracteriza por poseer un patrón general de inestabilidad en las relaciones interpersonales, las cuales pueden ser cambiantes desde idealizar a la otra persona hasta devaluarla de un momento a otro. Asimismo, existe una imagen de uno mismo distorsionada; puesto que se experimenta temores intensos a ser abandonados, o ira al momento de separarse de una persona por un tiempo limitado.

Por ello, los pacientes con TLP realizan frenéticos esfuerzos para evitar el abandono, lo cual puede conllevar a realizar actos impulsivos. Asimismo, como resultado los intereses y valores pueden cambiar rápidamente, además se tiende a ver las situaciones cotidianas en términos extremos a manera de llamar la atención.

Causas

La causa del TLP se desconoce. Si bien es cierto que el TLP tiende a ocurrir más a menudo en las mujeres, se cree que se relaciona con factores genéticos, familiares y sociales.

Los factores de riesgo para el TLP incluyen:

  • Abandono en la niñez o en la adolescencia
  • Vida familiar disociada
  • Comunicación deficiente en la familia
  • Abuso sexual, físico o emocional

Síntomas

Algunos síntomas según el DSM V son los siguientes:

  • Esfuerzos desesperados para evitar el desamparo real o imaginado
  • Relaciones amorosas inconstantes e intensas con alternancia entre la idealización y la devaluación.
  • inestabilidad intensa y persistente de la autoimagen y del sentido del yo.
  • Tienden a manipular sentimentalmente a sus allegados.
  • Toma acciones de manera intensa en los gastos, sexo, abuso de sustancias, conducción temeraria, atracones de comida.
  • Comportamientos, intentos o amenazas suicidas recurrentes, o comportamiento de cortarse brazos o piernas ellos mismos.
  • Ira inapropiada o dificultad para poder controlarla
  • Crisis repetitivas y actos de lesionarse, como hacerse cortes en las muñecas o tomar sobredosis de medicamentos entre otros.

Las personas con TLP presentan algunas conductas de riesgo o dificultades en sus relaciones cotidianas como:

  • Depresión
  • Drogadicción
  • Problemas con el trabajo, la familia y las relaciones sociales
  • Intentos de suicidio o suicidio

Es importante señalar que hasta cierto punto dichos síntomas pueden ser parte de las características de cualquier persona; sobre todo, en la adolescencia. En cambio, en persona con TLP dichas características tienen que ser de larga duración (años), persistentes e intensas para poder ser diagnosticado con este tipo de trastorno.

Tratamiento

El TLP mejora con psicoterapia y medicamentos y, además, va de la mano con hacer cambios en el estilo de vida, aprender a hacer frente a desafíos o situaciones y practicar técnicas de relajación.

El mejor tratamiento lo tenemos en ADE PSICÓLOGOS, que, a recomendación de la OMS, para la mayoría de las personas con TLP deberá incluir los cuatro siguientes elementos:

  1. Una intervención de psicoterapia Cognitiva Conductual
  2. Un psicoterapeuta y psiquiatra calificado
  3. Tratamiento farmacológico
  4. El apoyo familiar junto con una psicoeducación adecuada.

Si necesitas atención profesional simplemente llámanos.

Nuestros asesores se asegurarán de que recibas la mejor atención posible.

¡Llámanos ya!

01 555 55555

Ir arriba